Atención a la infancia

Fiesta de los Reyes Magos

Durante las vacaciones de Navidad el Economato se convierte en juguetería. En los dos locales se van realizando los preparativos para el día mágico, la fiesta de los niños. Los voluntarios dedican los días navideños preparando los juguetes para hacer realidad los sueños de muchos niños.  Los juguetes se van clasificando, empaquetando… el nombre de cada niño en cada juguete, caramelos, golosinas… y, la fiesta infantil comienza el día 5 de enero por la mañana. La Plaza de San Francisco es un ir y venir de pequeños. La Fundación “Cajasol” iniciaba la fiesta más esperada por los niños: llegaba el Paje Real. El Salón de Actos acoge a los niños procedentes de Instituciones Sociales y allí están los nuestros. Un acto que llega al corazón de todos porque va dirigido a los más pequeños.

Eventos

Inolvidable para los niños es la llegada del “Circo Mundial” en la Feria de Sevilla. Los payasos, acróbatas y animales son los encargados de dar vida al mayor espectáculo del mundo. El Ayuntamiento de Sevilla nos ofrece entradas para que varias familias, con menores, puedan disfrutar de una tarde llena de colorido, sorpresas y magia.

 La Fundación “Cajasol” invitan a las Entidades Sociales que trabajan con la infancia a actividades culturales-educativas.  Una de las más aplaudidas por los niños fue la representación de la obra: “El Duende de los Sentidos” – Compañía de José Galán. La actuación tuvo lugar en la Sala Joaquín Turina – Centro Cultural Cajasol.

La obra, destinada a un público infantil, testimonia la importancia de la cultura y el arte como integración social. Fue seguida con interés y atención por parte de los pequeños que iban acompañados de voluntarios.

Excursiones

Hay que destacar la realizada a la “Reserva Natural” de Castillo de las Guardas. Durante varios meses los niños estuvieron soñando con esta excursión. La Asociación “EVOKA” ( Empleados Voluntarios de la Caixa) la hicieron realidad. Cien niños y diez monitores vivieron una experiencia inolvidable. Nos acompañaron los voluntarios de “EVOKA” que en todo momento estuvieron pendientes de que no faltara ningún detalle.

Los padres de esos niños no tenían palabras para expresar su agradecimiento. Todos recordaremos esta vivencia, fruto de la entrega y solidaridad a favor de los niños más desfavorecidos.

 

Campamento de verano

Julio, el mes de los preparativos para el campamento.  Los niños de 9 a 12 años ven que sus sueños pronto se van a realizar.  Las mochilas, sacos de dormir, bañadores… los padres se preocupan de que sus hijos tengan todo lo necesario. Los monitores llevan meses pensando, organizando y preparando los talleres, las actividades, las excursiones… no puede faltar ni un detalle para que el campamento se convierta en unos días llenos de sorpresas, de momentos agradables, inolvidables y que realmente los niños disfruten y sean muy felices.

La “logística” es asumida por un equipo de voluntarios que está pendiente de la organización y realización de todo lo programado.  No se escatima nada. El objetivo es que los niños disfruten, durante ocho días, de una experiencia rica en valores, actividades y sorpresas. Cada año la mascota indica cuál va a ser  el eje alrededor del cual girarán las reuniones de grupo, actividades y hasta la gastronomía. En el verano del 2013 la mascota iba cargada de mapas, cámaras fotográficas, brújula, banderitas y es que ¡en ocho días dimos la vuelta al mundo! En cada país, en cada continente, contemplamos su cultura, sus tradiciones y ¡cómo no! su vestuario y gastronomía : paella, pizzas, hamburguesas…

En el 2014, la mascota nos llevó por Andalucía y uno de los destino fue Chipiona. Todo cuanto se vivió ese día fue mágico. Íbamos de sorpresa en sorpresa. La organización fue obra de varios voluntarios que, para llevar a cabo cuanto tenían programado, necesitaron la intervención del Ayuntamiento, del Sr. Alcalde D. Antonio Peña Izquierdo junto con el equipo de gobierno. Visita al Centro de Interpretación de la Naturaleza y el Litoral “El Camaleón”. Paseo turístico por la ciudad en el trenecito. Llegada a las “Atracciones Baby Fernandito” donde se divirtieron en la pista de los “coches de choque” y en el “tío vivo”.  Era la hora de la comida, en el chiringuito “Casa Augusto” nos esperaba una suculenta paella, filetes de solomillo, helados… y para finalizar entrega de balones de playa.  Todos los que participaron en la “logística” hicieron que el resultado fuera un día inolvidable, realmente “mágico”.

Días de playa, de sol, de alegría, respeto y de gran amistad vividos gracias a la ayuda de todos que, año tras año, hacen posible este “bonito sueño”.

 

Visita a “Isla Mágica”

Durante dos años, la Fundación “Cajasol” nos ha ofrecido la posibilidad de que varias familias disfruten de un día en Isla Mágica regalando las entradas y los tickets de las comidas. La preferencia la tiene los niños por lo que se eligen familias con varios menores.

Gracias a esta invitación, las familias pueden disfrutar de una experiencia que les hace olvidar el día a día y que nunca podrían imaginar ver hecho realidad algo tan fuera de su alcance.

Vestuario

En el 2012 vimos que las familias no sólo necesitaban  lo que el economato les estaba ofreciendo, había una parte muy importante que estaba sin cubrir, era todo cuanto se refería al vestuario: ropa, calzado y de manera especial lo que hacía falta para el bebé: cunitas, cochecitos, ropita de toda clase. Otra iniciativa: la creación de un ropero. En ese año las familias adquirían de manera gratis cuanto necesitaban. El ropero ocupaba una parte del local donde se almacenaban y distribuían los alimentos de “Cruz Roja”, eran dos espacios perfectamente delimitados. El aumento de familias ha ido originando a la vez un aumento considerable de alimentos procedentes de “Cruz Roja” por lo que nos hemos visto obligados a suprimir el ropero. No obstante, se atiende de manera personalizada a las familias que solicitan ropa, y de manera especial a las futuras mamás.

Material escolar

Este tema no se había contemplado en un principio pero, como todos los “proyectos” que van surgiendo, esas “ramas que van creciendo en el árbol que es el economato” también hemos intentado darle respuesta.  No estaba en el presupuesto, no se tenía previsto pero se ha podido dar  respuesta gracias a las iniciativas de los voluntarios. Este año, en septiembre,  se han repartido lotes de material escolar a las familias que lo han pedido y a las que, por el número de niños, creíamos que necesitarían esa ayuda.   Este apartado: material escolar, entra dentro de las iniciativas a las que hemos de dar respuestas.