Ayuda al empleo

Creación de “microcréditos”, dirigidos a “nuevos emprendedores”

En mayo de 2014, uno de los beneficiarios nos comentó que había solicitado al Ayuntamiento la concesión de un puesto en el Mercado de San Jerónimo. Se lo habían concedido, pero quedaba por cubrir los gastos para su apertura. Es una familia con cuatro hijos, que como tantas otras, sufren un paro prolongado. Vimos que era viable el proyecto, sólo necesitaba la ayuda económica para ponerlo en marcha. Esta iniciativa tenía que hacerse realidad y se creó el “microcrédito”.  Fue el primero, después se han sucedido otros, unos viables, otros no. Una forma de dignificar: colaborar en la realización de pequeños proyectos que abran caminos de esperanza y de ilusión.

 “No sólo hay que dar el pescado, hay que proporcionar la caña para pescar”